Cueva de Arpea

Cueva de Arpea

España-Francia

Como llegar

La ruta se puede hacer en coche desde Aribe por la Na-140, llegar hasta Orbaizata y desde aquí dirigirnos hacia la fábrica de Armas de Orbaizeta. Atravesamos la fábrica y continuamos ascendiendo por una pista de montaña (asfaltada), hasta la Estación Megalítica de Azegi. Desde aquí se pueden hacer varias rutas: la ruta de los dólmenes y los crómlech, o la cueva de Arpea.

Cueva de Arpea

Para ir a la cueva de Arpea desde aquí, son aproximadamente 4 kilómetros, que se puede hacer en coche o caminando. Pero sin duda, caminar por esta montaña es ¡una delicia!! Dejamos el coche en los dólmenes y cogemos la pista que sale a la derecha. Por el camino tenemos oportunidad de hacer hermosas imágenes de los valles franceses.

Estación Megalítica
Cueva de Arpea

Dejamos el coche en los dólmenes y cogemos la pista que sale a la derecha. Por el camino tenemos oportunidad de hacer hermosas imágenes de los valles franceses. De paso nos encontramos con casas de pastores con muchas ovejas, cabras, caballos y cerdos pastando.

Según nos acercamos a la cueva, se observan el valle con mucha niebla en sus cumbres y un pastizal verde que cubre como un manto toda la zona, dándole un aire místico a la cueva.

Cueva de Arpea

La cueva de arpea, es una perla geológica formada hace millones de años por empuje de las placas tectónicas, probablemente en las profundidades del mar. Sus pliegues se abren hacia nosotros como un hermoso libro para mostrar los diferentes periodos que han ido aconteciendo a lo largo de la historia y poder comprender como funciona la corteza terrestre. .

Cueva de Arpea
Cueva de Arpea

La ruta nos da la oportunidad de observar la mítica cueva usada desde tiempos inmemorables como establo para el ganado

Lo majestuoso de la cueva de arpea son sus montañas casi siempre cubiertas de niebla y sus verdes laderas, su arroyo que discurre a través del estrecho valle y que sin duda, para los amantes de la naturaleza y el senderismo este es un ¡rincón mágico!!!

Según cuenta la tradición, este lugar era refugio de Lamias, mitad mujeres mitad animales. Seres antiguos que se dedicaban a peinar su larga cabellera con un peine de oro.

Cueva de Arpea